Cultura Gutural

Vamos a hablar de cultura de una forma distinta

CAPITÁN TABERNÍCOLAVINO

Capitán Tabernícola: Corazón Indomable

Capitán Tabernícola: Corazón Indomable

Con este nombre, toda una declaración de intenciones, este tinto no puede ser más que un joven. Pero ojo, no cualquier joven. Procede de Cenicero, el corazón de Rioja, y está elaborado por Jesús Manuel García Ortega, un auténtico indomable, así que el nombre le viene que ni pintado. Quietos ahí, hay más. Cuando no era aún nadie y empezaba en esto del vino, hace ya la tira, el periodista riojano Pablo García-Mancha le dedicó una doble página bajo el titular: «J. Manuel García, un Corazón Indomable». Ahora el bodeguero le homenajea como mejor sabe, dedicándole un vino. Pedazo de historia, no me digáis.

Este detalle ya le describe bastante, pero vamos a ahondar un poquito más. Amante del ciclismo, de hecho llegó a correr de manera profesional, Manuel dirigió durante 14 años un par de bodegas de las grandes (Zinio y Marqués de Terán) para terminar volviendo a la raíz y montar su propia bodega con el viñedo familiar: Bodegas Mazuela. Ahora es cuando realmente está disfrutando de su trabajo y eso se nota en sus vinos. Este Corazón Indomable le tiene loco, porque él tarda unos tres o cuatro años en dar con la fórmula de elaboración y aquí salió todo rodado a la primera.

Una Tempranillo auténtica, joven, violácea, con esos aromas a fruta fresca

Es una Tempranillo auténtica, joven, violácea, con esos aromas a fruta fresca de las maceraciones carbónicas, pero más fino. Fresco, pero sin astringencia ni verdor alguno, de hecho está desgranado manualmente, uva a uva, labor para la que engaña a toda la familia y amigos que se prestan. Es un vino con mucha verdad, y es que los jóvenes, aunque parezcan las elaboraciones más fáciles, ponen a prueba al más pintado. Este pasa todos los exámenes con notaza. Un vino que, aunque sea tinto y pese a su nombre, está domado y es muy fácil de beber en verano, cuando no nos apetecen las complicaciones y rotundidades de los crianzas.

Por todo ello, es un vino todoterreno, de copeo y para sentarte a comer con él sin complicaciones. Le van bien un picoteo, un terraceo, una barbacoa, un pescado azul a la brasa, incluso hasta espárragos trigueros a la plancha. Un vino para disfrutar y hacer disfrutar.

Precio aproximado de Corazón Indomable: 10 €

Comparte esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad